Seguros de Salud

Campaña Salud TuriGestió

¡¡¡ Infórmate ahora de nuestras promociones y descubre el seguro de salud que necesitas !!!

¿Por qué contratar un Seguro de Salud?

La sanidad privada garantiza asistencia médica, hospitalaria y quirúrgica sin largas listas de espera, y es precisamente la rapidez y agilidad de sus servicios el principal motivo para decantarse por ella.

Suscribir un seguro de este tipo puede garantizar tu tranquilidad y la de los tuyos al saber que tienes a tu disposición profesionales y centros hospitalarios en los que puedes recibir asistencia sanitaria privada.

Un Seguro de Salud es un importante elemento de “previsión” antes los imprevistos de la salud. ¿Cuál es el riesgo en este tipo de seguros? La respuesta es la pérdida de salud y al igual que en otros seguros antes de que ocurra la pérdida de la salud, se debe realizar la contratación de un Seguro de Salud.

¿Qué tipos de seguros de salud hay?

De cuadro médico

A través de un seguro de salud de cuadro médico la aseguradora pone a tu disposición un listado de médicos y centros a los que puedes acudir sin ningún coste adicional porque están concertados con la compañía. Esta modalidad de seguro te permite acceder a un gran número de profesionales a nivel nacional, así como a distintas clínicas y hospitales entre los que puedes elegir. De este modo, puedes seleccionar un especialista dentro del listado de los que trabajan con la aseguradora teniendo en cuenta tus preferencias, como la proximidad o su calidad asistencial.

De reembolso

Un seguro médico de reembolso te permite visitar al especialista que desees. Acudes a la consulta, abonas los servicios y después la compañía te reembolsa la factura. La ventaja es que no tienes que limitarte a un cuadro médico, pero el inconveniente es que en la mayoría de las ocasiones la aseguradora no te reembolsará el importe total. El porcentaje suele situarse entre el 75% y el 100% de la factura, dependiendo de la compañía, por lo que es posible que no recuperes todo el importe. Eliges a tu médico, pero probablemente asumas parte del coste.

¿Cuáles son los cinco puntos más importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de contratar tu seguro de salud?

Si ya has tomado la decisión de contratar un Seguro de Salud te recomendamos que prestes especial atención a las coberturas que te ofrece cada opción y en especial los cinco puntos que te explicamos a continuación: las carencias, las preexistencias, los copagos, la modalidad y las exclusiones.

Carencias

La carencia es el tiempo que deberás esperar desde que contrates el seguro de salud hasta que puedas empezar a disfrutar de la totalidad de sus prestaciones. Este período no se aplica a todas las coberturas, pero para algunas sí tendrás que esperar al vencimiento del período de carencia. Prestaciones como la del parto suelen tener carencias en casi todas las pólizas, por lo que la previsión vuelve a ser la clave.

Preexistencias

Las preexistencias son aquellas discapacidades, enfermedades o patologías que padece una persona desde antes de contratar un seguro de salud. Incluso hay compañías que consideran como preexistencias aquellas desarrolladas durante el periodo de carencia. Por ello es imprescindible que conozcas qué considera cada compañía aseguradora cómo enfermedad preexistente.

Algunas aseguradoras entregan a sus clientes un cuestionario de salud para que sea cumplimentado previa contratación de la póliza, e incluso pueden exigirles una revisión médica. Pero hay que tener presente que padecer algún tipo de patología no tiene por qué impedirte contratar un seguro de salud. Lo que sí es probable es que existan exclusiones en cuanto a algunas coberturas debido a una enfermedad preexistente.

Copagos

Dentro de los seguros de salud de cuadro médico existen los que tienen copagos y los que no los tienen. Que un seguro cuente con copagos quiere decir que existe una colaboración entre la aseguradora y el cliente a la hora de pagar los servicios. Es decir, cada uno paga una parte. Las compañías establecen copagos en algunos de sus seguros para evitar un uso innecesario, sobre todo en los de salud.

Modalidad

En cuanto a la modalidad de cuadro médico, es posible que te encuentres con que tu doctor de toda la vida no está incluido. En el caso de que ya tengas claro qué doctores quieres que te atiendan puedes consultar el cuadro médico de cada aseguradora o consultar con tu doctor con qué empresas trabaja para no tener que renunciar a tu especialista. Un mismo doctor u hospital puede trabajar con varias compañías, sin embargo, también hay algunos que sólo realizan consultas privadas en centros hospitalarios específicos de una aseguradora.

En el caso de que optes por la modalidad de reembolso debes prestar especial atención al porcentaje del coste de los gastos médicos que te reembolsa la compañía, los tiempos en los que lo hace y la cantidad máxima que te reintegran.

Exclusiones

Debes revisar igualmente las exclusiones que establece cada compañía en las coberturas de su seguro de salud. Con más razón si tu caso es particular en algún aspecto sanitario.  Lo normal es, por ejemplo, que algunas patologías producidas en actividades profesionales o deportivas de alta peligrosidad estén excluidas. La cirugía plástica por motivos estéticos, para cambio de sexo o las relacionadas con la obesidad mórbida también suelen quedar fuera de las garantías incluidas. Sus centros no realizan técnicas diagnósticas, de tratamiento experimental o no reconocidas por la ciencia médica. Habitualmente no facilitan la medicación, excepto en caso de hospitalización o que ésta sea quimioterápica.

Desde TuriGestió te ayudaremos a elegir tu seguro de salud ideal, mostrándote las distintas opciones disponibles, así como sus coberturas y precios.

¡Contratar tu seguro de salud nunca fue tan sencillo!

Solicítanos presupuesto ahora sin compromiso: